Fondos Largos: Errores a evitar (Parte 1)

Así como parece indiscutible que si preparás una maratón o media maratón los fondos largos deben formar parte de tu plan de entrenamiento, a la hora de definir cómo hacerlos hay distintas opiniones.

Aunque a cada uno le puedan funcionar diferentes estrategias, creemos que hay ciertas prácticas relativamente frecuentes que es fácil que arruinen el resultado que se busca con este tipo de entrenamiento.

Desde luego consideramos que este tipo de entrenamiento es fundamental en un plan para un objetivo de fondo. No sólo por los beneficios fisiológicos sino también por el entrenamiento mental que supone. Es el entrenamiento que nos puede ofrecer sensaciones más parecidas a las que viviremos el día de la carrera y que nos permitirá probar cuestiones como los geles, ropa y complementos de ese día.

Sin embargo a veces solemos cometer errores pensando que estamos realizando un buen entrenamiento y por eso aquí van unos cuantos errores que pueden arruinar los beneficios de este tipo de entrenamiento y de toda una planificación.

1. Correr demasiado rápido

El objetivo de un fondo largo es hacer trabajar al cuerpo con fatiga y acostumbrarlo a soportar kilómetros. No se trata ni de probarse ni de hacer un trabajo de ritmo, para esto hay otro tipo de entrenamientos.

Aún corriendo lento el cuerpo sufre suficiente desgaste muscular. Piensen que están en medio de un plan de entrenamiento y no vienen precisamente descansados sino con carga acumulada.

Correr a un ritmo demasiado alto puede suponerte un desgaste excesivo y provocar que no te recuperes a tiempo para el día de la carrera.

2. No definir bien la distancia del fondo largo

Podría ser que te pasaras de kilómetros o te quedaras corto.

Hay quien sostiene que los fondos largos deben estar limitados por el tiempo que debe rondar las 2 horas como máximo. Sin embargo una maratón es una distancia suficientemente larga como para haber sido necesario llegar a hacer algún fondo de algo más de 30 km. Es a partir de estos kilómetros cuando el cuerpo llega a agotar el glucógeno y necesita cambiar de combustible y usar más de grasas. Por esta razón es conveniente realizar entrenamientos y llevar al cuerpo a este punto. Pero tampoco hay que pasarse y correr la distancia de la maratón entrenando o hacer muchos más de 30 kilómetros. La maratón se correrá el día de la carrera, no hay que llegar a ese extremo antes y agotar al cuerpo.

3. No hidratarte correctamente

Vas a necesitar mucho combustible para completar un buen fondo largo.

Según las condiciones del ambiente en cuanto a calor y humedad se traspira más o menos pero igualmente, siempre es necesario ir tomando y cuidando la hidratación. Cada 4-5 km conviene tomar algún traguito y mejor con sales, sobre todo si transpiras mucho porque por ahí perderás sales. No hay que llegar a sentir la sensación de sed, si no ya será demasiado tarde.

Piensen que al perder agua el rendimiento físico empeora y aparece la fatiga. Se podría decir que con una pérdida de líquido corporal del 2% el rendimiento empeora en un 10-20%.

4. Hacerlo en ayunas

Igualmente deberás llevar bien cargadas tus reservas de glucógeno por lo que conviene ir bien desayunado e incluso haber cenado bien el día anterior.

No me arriesgaría a ir en ayunas y que al cuerpo le terminará faltando combustible y tuviera que usar el glucógeno muscular. No tendría sentido entrenar destruyendo masa muscular, sería contraproducente.

2 opiniones en “Fondos Largos: Errores a evitar (Parte 1)”

Comentarios cerrados.